Observación de Aves

Pocas áreas en Chile son bendecidas con tantos lugares de observación de aves de primera calidad como la Isla de Chiloé. Desde extensas costas a bahías y estuarios llenos de aves través de las enredadas redes fluviales, el observador de aves puede experimentar algunos de los mejores destinos en el sur de Chile.

Esta excursión comienza en su hotel u hostal, donde su guía se reunirá con usted y le informará con un mapa de los lugares de la isla vamos a visitar y mostrar qué especies probablemente podrán ver y dónde. Equipado con binoculares, telescopio, guía de campo y el equipo adecuado nos dirigiremos a las afueras de Castro donde vamos a parar y ver si podemos detectar algunas aves con los tradicionales palafitos en el fondo. Luego continuaremos hasta el final del fiordo de Castro y seremos capaces de detectar patos golondrinos y zarapitos. Después de haber identificado las especies de ahí, seguimos hacia un centro de observación en uno de los miradores más privilegiados para ver la fauna de la isla, Bahía Pulao, fundada por un naturalista local quien ha hecho de este lugar un exclusive centro de enseñanza y observación. Luego continuaremos Dalcahue donde almorzaremos rápido en las cocinerías locales antes de cruzar a la isla de Quinchao y visitar el pueblo de Curaco de Vélez no sólo impresiona por sus cambios de marea, sino también por su arquitectura clásica de madera en casas de más de 100 años de antigüedad. En nuestro camino de regreso a Castro, haremos una parada en uno de los miradores que visitamos antes para ver si ha habido algún cambio en la cantidad o especies vistas antes.

Excursión incluye: Transporte privado, guía bilingüe, almuerzo, todas las actividades, la admisión y los impuestos, agua embotellada, el uso de guías de campo y equipo.

Nota: No incluye alcohol ni propinas.